Reflexión post vacacional 2020 del líder

Dicen que para sacar lo mejor de alguien, hay que poner lo mejor de nosotros mismos.

Este es un momento que requiere más que nunca desplegar compromiso y ganas a todos los niveles. No se trata sólo de ser ejemplares sino de ser incansables buscando o aprovechando oportunidades, motivando y estando motivado, estando alegre y provocando entusiasmo.

Y sobre todo, ser personas. Demostrar interés sincero por los demás y su futuro.

Ante una situación de tanta incertidumbre, ya no se puede hablar de cambio. Lo extraño seria estabilidad y poder hacer lo mismo de siempre.

Lo que nadie ni nada nos puede quitar es lo que depende de nosotros mismos: Trabajar para conseguir nuestros objetivos para estar todos mejor mañana.

Recordemos la cita….

Frases De Ambicion – Indígena

Reflexión post vacacional del lider

Recordemos el principio de Hanlon, también conocido como la navaja de Hanlon, que dice: «Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la ignorancia».

Al volver de vacaciones y conforme te vas adaptando a la dura realidad del día a día, observando el comportamiento de algunos colaboradores te surgen muchas dudas con respecto a sus motivaciones e intenciones.

No presupongas que “siempre” están perjudicando de forma intencionada. La mayor parte de las veces, las personas no somos conscientes de nuestros errores.

No renuncies a la formación y a la información. Ayuda a los que no saben a entender mejor las cosas y reflexiona si a ti te esta pasando lo mismo y necesitas mejorar urgentemente.

LISTADO SESIONES POTENCIALES  2020-2021

Fechas y logistica abiertos 2019-2020

 

 

¿ Credibilidad ?

En el diccionario de la RAE, Credibilidad es la cualidad de creíble (que puede o merece ser creído). El término procede del vocablo latino credibilis. … Para tener credibilidad, la persona o la información deben generar confianza en los demás.

Pues bien, en este concepto se fundamenta el liderazgo y la dirección de personas. En definitiva, una persona “creíble” es aquella que hace lo mismo que dice. Pero para hacer lo que dices, tienes que saber en qué crees porque, en definitiva, para hacer lo que dices, tienes que creer en lo que estás diciendo.

Dicho de otra manera. Para ser coherente y generar confianza, antes debes reflexionar sobre cuáles son tus valores más importantes. Después compartirlos con tu equipo. Tienes que contrastarlos con los de tu empresa y aprender a alinearlos siempre que esto sea posible y debes conocer y compartir los valores de las personas que componen tu equipo más cercano.

No puedes imponerlos a los demás sino buscar las coincidencias y buscar una visión común en función de todos ellos. A las personas no se las puede obligar a seguir tus creencias y valores, se las invita a compartirlos.

Y a partir de ahí, cuanto más alineados estén los comportamientos del día a día con los valores compartidos más cerca estaremos también de ser lideres. Solo si creen en el mensajero, creerán en el mensaje. Y esto se gana y se pierde cada día.

Santi Montagut

 

¿ Credibilidad ?

En el diccionario de la RAE, Credibilidad es la cualidad de creíble (que puede o merece ser creído). El término procede del vocablo latino credibilis. … Para tener credibilidad, la persona o la información deben generar confianza en los demás.

Pues bien, en este concepto se fundamenta el liderazgo y la dirección de personas. En definitiva, una persona “creíble” es aquella que hace lo mismo que dice. Pero para hacer lo que dices, tienes que saber en qué crees porque, en definitiva, para hacer lo que dices, tienes que creer en lo que estás diciendo.

Dicho de otra manera. Para ser coherente y generar confianza, antes debes reflexionar sobre cuáles son tus valores más importantes. Después compartirlos con tu equipo. Tienes que contrastarlos con los de tu empresa y aprender a alinearlos siempre que esto sea posible y debes conocer y compartir los valores de las personas que componen tu equipo más cercano.

No puedes imponerlos a los demás sino buscar las coincidencias y buscar una visión común en función de todos ellos. A las personas no se las puede obligar a seguir tus creencias y valores, se las invita a compartirlos.

Y a partir de ahí, cuanto más alineados estén los comportamientos del día a día con los valores compartidos más cerca estaremos también de ser lideres. Solo si creen en el mensajero, creerán en el mensaje. Y esto se gana y se pierde cada día.

Santi Montagut